Buscar hoteles en Segovia
Destino: Entrada: Salida:

Restaurantes económicos

Segovia
¿Hay en Segovia, la cuna de la excelente gastronomía tradicional a base de asados y buenos vinos, lugares económicos para comer que mantengan una adecuada calidad? La respuesta es que sí. Incluso es posible probar algunos de los platos típicos en menús turísticos que resultan muy rentables al bolsillo.

El Sitio” es un comedor rústico lleno de calidez. Su decoración se compone de piedra y madera, lo que aporta un ambiente muy agradable. Pese a que el precio medio por comensal se fija en los 15 €, con todas las consideraciones que merece esta afirmación, la carta contiene muchas especialidades famosas en la provincia, tales como la paletilla de cordero rellena, el cochinillo asado y la sopa castellana. Si a uno no le apetece una comida contundente, también puede optar por tomar unas cañas o copas de vino acompañando unas raciones o pinchos.

Las Cuevas de San Esteban” es un restaurante no demasiado barato. Sin embargo, cuenta con un menú diario asequible a todos los bolsillos. Destaca el servicio de sus camareros, amigable, pero correcto, y sin perder nunca el buen sentido del humor. Su dueño es el perfecto anfitrión que aconseja perfectamente a los comensales que lo necesitan. Entre sus deliciosos platos está la ensalada de frutos secos y un fantástico solomillo de cebón. Si tras la contundente comida aun se necesita un postre, cosa poco probable por las cantidades que sirven, se puede degustar la increíble tarta de queso: casera y llena de sabor tradicional, para todos los gustos. Por cierto, pasear por el propio restaurante constituye un verdadero placer. Tiene un pequeño comedor al fondo que está ubicado en lo que era un aljibe, y junto a él, un precioso patio de estilo renacentista.

El “Restaurante La Criolla” se encuentra junto al Acueducto de Segovia, y dispone de amplios ventanales que permiten una fantástica vista de la ciudad. Lleva muchos años sirviendo a los vecinos de la ciudad y a los visitantes, concretamente desde 1939. En su Salón-Comedor pueden degustar sus platos unas 50 personas. Tampoco hay que olvidar su amplio bar con tapas para todos los gustos y la terraza que se utiliza en los meses cálidos. Aunque tiene mucha importancia la cocina tradicional, también se sirven comidas internacionales y su carta va cambiando de vez en cuando. La repostería propia que utilizan es otro de sus fuertes, pues van cambiando algunos postres según las sugerencias de su clientela.

Muy cerca de allí hay un buffet en la esquina que da a la Plaza del Azoguejo. La comida es correcta y tiene una variedad importante de verduras, carnes, pastas y pescados. Su precio es muy económico y permite reponer las fuerzas para seguir visitando la ciudad. Un detalle interesante sobre este buffet es que también disponen de servicio de café (incluido en el precio) y helados. Esta posibilidad permite terminar la comida saboreando un exquisito “blanco y negro” o alguna variedad similar que se puede crear con los productos que ponen a disposición de los clientes.

Por supuesto, Segovia cuenta con muchos más establecimientos baratos para comer. Están las típicas franquicias de comida rápida que en un momento dado pueden calmar el apetito del viajero por un precio módico. Aunque si se busca entre sus mesones y bares, la ciudad de Segovia ofrece excelentes lugares de comidas a precios sostenibles.
© Digital Web Interactive, S.L. | Inicio | Aviso legal | Suscribir RSS | En Facebook